Hoy en día las organizaciones que requieren obtener una comprensión sobre sus datos  y no cuentan con una solución de BI (business intelligence) invierten una gran cantidad de tiempo buscando información desde sus diferentes fuentes de datos; y aun teniendo la información, se necesita hacer un análisis de ésta y convertirla en algo medible.

 

Una solución de BI actúa como un factor estratégico para una organización ya que permite reunir, depurar y transformar los datos en información estructurada de forma ágil y rápida para su análisis y conocimiento a través de una sola fuente de información, brindando lo necesario para la toma de decisiones comerciales, estratégicas y operativas sobre la organización.

 

Una solución de BI ayuda a las organizaciones a:

  • Observar ¿qué está ocurriendo en la organización?
  •  Comprender los problemas ¿por qué están ocurriendo?
  •  Predecir ¿qué ocurriría?
  •  Colaborar ¿qué debería hacer el equipo o el área involucrada?
  •  Decidir ¿qué camino se debe seguir?

      Los principales beneficios de BI son:

 

     ·         Incremento de la eficiencia: Al contar con los datos de manera accesible y ágil se puede generar información de valor centralizada para realizar análisis y tomar decisiones informadas y en tiempo.

       ·         Respuestas rápidas a los problemas: Para la toma de decisiones es importante contar con la información en el momento indicado y de manera sencilla.

 

      ·         Mejora en las áreas operativas: Al contar con la información más importante y en tiempo real sobre la operación, se pueden ofrecer servicios de mayor calidad al conocer más acerca del comportamiento de los clientes y sus necesidades. 

 

     ·         Mejora en la gestión de los servicios: Como parte de los servicios, se genera una gran cantidad de información de valor; que puede ser aprovechada para mejorar los procesos, conocer tendencias, proyectar datos, analizar escenarios, etc.